Skip to main content

«Llegará el día en que la codicia del hombre blanco hará que todos los peces mueran en los arroyos, que las aves caigan de los cielos, que las aguas ennegrezcan y que los árboles ya no puedan mantenerse en pie.

Cuando la Madre Tierra esté enferma y los animales estén desapareciendo, llegará una tribu con gente de todas las culturas, que creerán en hechos y no en palabras, y ayudarán a restaurar la antigua belleza de la Tierra. Ellos serán conocidos como los Guerreros del Arcoíris.

Llegará el momento en que necesitaremos a los guardianes de las tradiciones, las leyendas, los rituales, los mitos y todas las viejas costumbres de los pueblos, para que ellos nos enseñen cómo recuperar la salud, la armonía y el respeto a nuestros semejantes. Ellos serán la clave para que sea posible la supervivencia de la humanidad.

Estos Guerreros del Arco Iris mostrarán a la gente los principios y reglas para hacer una vida conforme al mundo. Se encargarán de enseñar a la gente los hábitos de la unidad, del amor y de la comprensión.

Y sus hijos nuevamente podrán correr libres y disfrutar los tesoros de la Naturaleza y de la Madre Tierra, libres de venenos y de la destrucción generada por el hombre blanco y sus prácticas codiciosas.

Los ríos fluirán cristalinos, los bosques estarán llenos de árboles frondosos mostrando toda su hermosura, y estarán poblados por infinidad de pájaros y animales en general. Como antiguamente, volveremos a respetar los auténticos poderes del planeta, de los animales, y la conservación de todas las cosas bellas se convertirá en una forma de vivir».

– Extracto de una profecía del pueblo Hopi, tribu nativo-americana.